Digitalización: el camino hacia la fuerza

Hoy más que nunca, ladigitalización de las empresas es un tema que está a la orden del día. La transformación digital es obligatoria para las empresas que nacieron en un mundo analógico, puesto que de ello depende su supervivencia.

La pandemia que por estos días azota el planeta demostró que aquellas empresas que cuentan con una presencia digital establecida y ordenada resisten mejor los embates del aislamiento.

Transformación digital vs. digitalizar tu empresa

La sociedad y la economía digital ya forman parte de nuestra vida diaria. De hecho, el término transformación digital se ha popularizado en Internet y redes sociales. Pero ¿qué diferencias existen entre los conceptos digitalizar tu empresa y transformación digital de las empresas?

Cuando hablamos de digitalizar tu empresa nos estamos refiriendo a apostar por el uso de las nuevas tecnologías y todo lo que ello implica: comunicación en redes sociales, automatización de procesos, aplicaciones para gestionar y coordinar tareas, apuesta por la deslocalización y, ante todo, introducción de los dispositivos TIC en la rutina diaria de trabajo. Digitalizar una empresa comienza por el paso de las herramientas de trabajo tradicionales al uso de las nuevas tecnologías.

Cuando hablamos de transformación digital estamos hablando de ir un paso más allá. La transformación digital implica un cambio de mentalidad que supone «pensar en modo digital» para acceder a un nuevo modelo de comportamiento de los clientes y, desde el punto de vista interno, a un cambio en los procesos de toma de decisiones, liderazgo y organización de las empresas para no quedarse fuera de las oportunidades de negocio de la Economía Digital.

Si bien ambos términos no son sinónimos, son, necesariamente, conceptos complementarios. 

Digitalizarse entonces se convierte hoy en el proceso evolutivo que una startup o pyme debe seguir para adaptarse al mercado digital actual y comunicarse con sus clientes en el mismo lenguaje, así como proyectar la imagen adecuada.  Gracias a este proceso, las empresas  podrán aumentar ventas, ahorrando recursos en otras áreas.

Para encarar este paso fundamental hacia la digitalización es necesario reflexionar en qué punto se encuentra la empresa, conocer cuáles son sus objetivos, su imagen, cuál es el perfil de sus clientes y cuál, el tono que quiere transmitirles.

Este mismo ejercicio habrá que hacerlo de forma interna y definir cómo funciona y qué cambios conlleva en cuanto a la estructura empresarial.

¿Digitalizarse o morir en el intento?

Si ya te has decido por comenzar el proceso de digitalización de tu empresa es necesario trazar un plan y apegarse estrictamente a él. Una vez definido el punto de partida en el que se encuentra la misma, es el momento de trabajar juntos para crear un plan a medida, una estrategia de comunicación para el universo digital y llevarlos a cabo invirtiendo el tiempo y recursos necesarios. 

No hay que olvidar que este proceso de digitalización de la comunicación es cíclico, en continua evolución, aprendizaje y mejora.

Si querés que trabajemos juntos por tu empresa no dudes en enviarnos un mensaje